La fina línea entre ser disruptivo y que tus padres tengan una genética muy parecida.

Igual me he pasado con el título.

Pero vas a ver que no es para menos.

No sé si cuando acabe el mail me darás la razón y piensas que alguien aquí se hizo la picha un lío…

…o si no piensas eso y crees que este equipo está formado de genios que han sabido disparar su creatividad jugando al ping-pong o pasando horas metidos en una piscina de bolas con su MacBook.

Sea lo que sea, sigo.

Estamos de acuerdo en que Coca-cola tiene que vender amistad cuando vende sus bebidas porque es difícil vender veneno con beneficios a gente que (en principio) no se quiere suicidar.

Vale.

Eso está claro.

Pero es que una cosa es subirte al carro de una emoción de forma algo forzada y otra lo que hizo este equipo.

Te cuento:

Hablo de la campaña para vender el Volvo XC40.

¿Esa marca segura, durable, sobria, robusta….?

¿Esa marca “buena”?

¿Esa marca que ha tratado de hacernos sentir su halo de “calidad y cuidado” durante décadas?

Sí, justo esa.

Pues el otro día mirando cosas que no vienen al caso vi titulares en prensa con los que describían ese coche para conectar con su CLieNTe iDeaL.

Te copio dos:

1.

Volvo XC40: ¿el mejor coche para los que prefieren… no conducir?”

2. 

“El SUV para runners y ciclistas

¿Te estás preguntando cuál es el mejor coche para los amantes del running y el ciclismo?

Te lo contamos: el Volvo XC40”

(Las acabo de copiar de Google, no me las invento)

No sé cómo le iría a alguien vendiendo

“El quemagrasa para la gente que prefiere no bajar de peso.”

“El apartamento en primera línea de playa para amantes de la escalada”

Pero el caso: 

Igual te parece un chollo, pero a mí de 30.000€ en adelante por un coche que no quieres conducir pues mmm…

Y da igual.

Porque la gente (con este tipo de campañas) ya tiene los tímpanos como el 80% de las italianas.

Rotos.

Les han dicho “sei la più bella” tantas veces para luego irse con otra que ya no lo escuchan. 

Prefieren mirar ellas mismas. 

Por si a ti te interesa que la gente se diga “es esto, no me hace falta perder más tiempo” cuando te conozca:

hay algo más aquí.