Dinero no hay, pero para tonterías…



«Pasaban toda la semana ahorrando centavos y salían los sábados a gastarse 50 dólares en tres horas.»

–Jack Kerouac, “En el camino”




Todos lo visualizamos.

Todos hemos ido a una discoteca con veintipocos y hemos visto al mismo amigo que no se bajaba a tomarse una cerveza entre semana (porque iba justo) calentarse y dejarse 60€ en una barra.

Todos.

Y esto no está ni bien ni está mal.

Sólo que cuando lo aplicamos a nuestro negocio es una peor inversión.




Investigando esta mañana he leído la opinión de una chica en un foro de comida ecológica.

Decía que en su opinión la gente no sabía valorar dónde va el dinero.

Decía:


“No hay una campaña fuerte de promoción para el consumo de estos productos.

Y al final todo parece cuestión de dinero.

Como dicen los Gomaespuma:

“Dinero no habrá, pero para tontadas…”

Fijaos bien en qué se gasta el dinero, mucho dinero..

A mí se me ocurren muchas bobadas en las que se gasta el dinero.”




A alguno igual le sienta mal escuchar esto, pero esa manera de tirar el dinero es la más habitual en las estrategias de marketing de casi todos los negocios que se ven por ahí.

Los dueños no van a hacer una gran inversión, porque “no pueden”.

Pero una agencia de marketing va a asegurarse de que le saca unos cuantos cientos (si no son miles) de euros mensuales al dueño con una estrategia de contenidos.

De venta, no.

De contenidos.




Llenan Facebook con mensajes vacíos y aburridos para tratar de interrumpir a alguien diciendo lo felices que son haciendo lo que hacen… que si esto es “novedad”…

Se tira por el váter tiempo, dinero y ganas de vivir (propias y ajenas) con el espejismo de los  “Laiks”.

Pensando que un “te apruebo” es lo mismo que un “te quiero”.

Spoiler: ni se parecen.




Ahora, el negocio es redondo.

(el de la agencia)




No me has preguntado, pero yo no me pasaría el día mandando mensajes a ciegas sin hacer algo antes:

Construir un sistema que haga que cuando la gente los vea se vincule a mi negocio y quiera lo que tengo.

No que lo apruebe, que lo quiera.

Por si se te ocurre que es más rentable.

Hay algo más aquí