Cómo orienta los regalos en una web la gente más fea.



Si no te has pasado la vida en una cueva, casi seguro que alguna vez has descubierto un “micro-mundo” que te ha hecho decir:

“Hostia, pues yo la verdad es que no pensaba que esto era para tanto”

Pero resulta que sí.

¿Será la pesca? ¿las setas? ¿el vino?

No lo sé, será lo que sea.

Puede que haya tantos micro-mundos como partidos políticos para Toni Cantó.




Dicen que al mismo tiempo que conoces más de algo, también te das cuenta de todo lo que ignoras.

No porque no lo ignoraras antes, sino porque ahora sabes que lo ignoras.

Lo ignoras y lo sabes.

Lo puedes ver.

Esto es tan importante para vender que debería ir escrito en rojo y en un curso, te cuento por qué.




Cuando la gente muy guapa vende servicios muy punteros, a veces no se da cuenta de algo.

Y es que otra gente que aún no ha metido la cabeza en ese micro-mundo piensa:

“No será para tanto”

Y como aún no podemos hacer que los demás miren la vida a través de nuestros ojos, pues ahí dejamos a esa gente.




Mira, para conseguir emails, los más guapos ni se molestan en ofrecer nada.

Los guapos, ofrecen algo así entretenido.

Luego los feos, ofrecen algo muy cortito que a su cliente le gustaría saber.

Y los más feos, hacen algo que aunque no me pidas opinión me parece bastante guay si quieres que se tomen en serio tu trabajo:


Les dibujan el abismo.


Ellos, además de enseñar algo, buscan un pensamiento.

Buscan que cuando su cliente les lea, se diga:

“Hostia, pues parecía que no, pero esto tiene más de lo que yo pensaba”

Mucho más, aquí

PD: Porque quizá eso les hace falta, y si no lo saben pues es una putada la verdad.