Cómo no aumentar las peticiones de contacto.


Vas a pensar que este mensaje me lo he inventado yo.

Pero no.

Me lo ha escrito un cliente esta mañana cuando le comentaba los anzuelos que vamos a usar en su nueva web para que le contacte más gente.

Qué pondremos y qué no.

Dónde hablaremos y dónde no.



Él me dijo que quería un aumento de llamadas porque por teléfono estaba cómodo.

Pero añadió la coletilla.

Bienvenido a este pack de auto-zancadillas:

“Lo que me resultaría cómodo es no tener ni que descolgar el teléfono.

Pero esas cosas que pensáis los copywriter que son posibles en mi sector son muy difíciles.

Para eso se necesita campañas de marketing brutales. 

​​Coca-Cola no coge el teléfono a nadie para venderle una lata.

Pero yo no soy Coca-Cola”

(añade emoji cortavenas)



Como es viernes y los viernes son de sandungueo te cuento algo que es lo mismo pero más fácil.

Tengo un amigo soltero que lleva tiempo así que no se encuentra.

Desanimado porque la cosa no fluía con las tías y esas cosas.

“Al final es que con las tías cuesta ligar, todo son mareos”

Esto es cierto y no lo es.

Es cierto si estás preparado para ligar, y no lo es si no lo estás.

Punto.

No hay más.



Y no tiene que ver ni con tu nicho, ni con tu altura, ni con nada de eso. 

¿Con cuántas te cruzas?

¿Tienes el aspecto de alguien que se cuida… o de alguien poco ambicioso y apático?

¿Qué les genera tu presencia?

Sin todo eso, da igual el profesional o la persona que seas porque no te van a dar oportunidad de demostrarlo.

Yo le he dicho a mi cliente que no me conoce ni Dios, 

que pocos entienden mi trabajo, 

que mis servicios cuestan más, 

Y que a pesar de todo eso, a mí me han solicitado una llamada (a ojo) el 5% de mis clientes desde que empecé…

(y para serte sincero sólo la acepto si el nicho me gusta mucho)

¿La única diferencia?

Que trato de decir sólo lo que tengo que decir.

Hay algo más aquí.